LA METODOLOGÍA PARA LA MEDICIÓN, GESTIÓN
Y COMUNICACIÓN DE LA ACCIÓN SOCIAL EMPRESARIAL
ACCESO MIEMBROS

La Fundación Naturgy presenta un innovador viaje virtual al espacio para concienciar sobre los retos ambientales del planeta, la transición energética y la economía circular

12/12/2019 - Naturgy
La Fundación Naturgy presenta hoy, en el ‘Eje Castellana Verde’ de Madrid, su nuevo proyecto de sensibilización Energy Challenge. Se trata de una experiencia itinerante e innovadora para acercar a los más jóvenes, y al público en general, conocimientos actualizados sobre la transición energética, la economía circular, la calidad del aire y las nuevas tecnologías energéticas.

Pantallas táctiles con proyección 360º de un centenar de vídeos, asientos giratorios y un robot inteligente llamado Energy 360, son parte de la tecnología que configura la experiencia del Energy Challenge, que se podrá visitar hasta el domingo en la avenida de Pablo Iglesias,16 (hasta el viernes, en horario de 10h a 13h y de 16h a 19h, y el fin de semana, de 11h a 15h y de 16 a 20h)                    

Los visitantes son invitados a realizar un viaje espacial, en una aeronave futurista comandada por robots de última generación. Pasan así a formar parte de una misión espacial para resolver el reto de la energía (en inglés, energy challenge), en un momento de transición hacia la descarbonización como el actual.

En su viaje, de 20 minutos de duración, los tripulantes observan la Tierra y el Cosmos para reflexionar y tomar conciencia de la situación de emergencia climática del planeta y de la necesidad de contribuir a asuntos de capital importancia como la economía circular, la calidad del aire y las nuevas tecnologías energéticas.

La iniciativa muestra el papel clave de la innovación y los hábitos de consumo responsable para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas en materia de energía.

Además, la Fundación Naturgy ha configurado esta experiencia en un vehículo de 70 m2 respetuoso con el medio ambiente, que cuenta con un motor dual de gas natural. En su rodaje, genera entre un 15% y un 20% menos emisiones de CO2 respecto a los motores convencionales de gasoil. Asimismo, contribuye a la mejora de la calidad del aire, al reducir un 39% las emisiones de partículas y un 30% las emisiones de NOx respecto a un vehículo que funciona sólo con combustible diésel.