LA METODOLOGÍA PARA LA MEDICIÓN, GESTIÓN
Y COMUNICACIÓN DE LA ACCIÓN SOCIAL EMPRESARIAL
ACCESO MIEMBROS

Abertis y UNICEF presentan los avances de su proyecto de colaboración “Rights of Way” para la prevención de la siniestralidad infantil en el mundo

01/10/2018 - Abertis
Abertis y UNICEF han presentado los avances realizados en su proyecto global de colaboración “Rights of Way” para prevenir los accidentes de tráfico en niños a escala mundial.

El evento tuvo lugar ayer en el Instituto Cervantes de Nueva York, y contó con la presencia de Maria Bassols, embajadora adjunta de España ante las Naciones Unidas; Ignacio Olmos, director del Instituto Cervantes; Gary Stahl, director de Private Fundraising de UNICEF; Cornelius Williams, Associate Director & Global Chief of Child Protection de Unicef; Javier Martos, Director Ejecutivo de UNICEF Comité Español; Josep Maria Ramírez, director del Institut Guttmann y Sergi Loughney, director de Reputación Corporativa y Comunicación de Abertis y director de la Fundación Abertis.

Cerca de 1,25 millones de personas mueren cada año en las carreteras del mundo a consecuencia de accidentes de tráfico. Las lesiones por esta clase de accidentes son la principal causa de muerte entre niños y adolescentes de más de 10 años en todo el mundo. Más de 3.000 niños mueren o sufren lesiones en las carreteras en el mundo cada día, según la Child Health Initiative.

UNICEF y Abertis anunciaron en octubre de 2017 un novedoso acuerdo de colaboración de 3 millones de dólares para combatir la principal causa de mortalidad en niños en edad escolar: los accidentes en carretera. El compromiso supone un millón de dólares por año durante tres años, y es el mayor acuerdo en materia de seguridad vial centrado en niños.

Esta alianza tiene el objetivo de fortalecer y ampliar el trabajo de UNICEF para proteger a los niños en las carreteras del mundo y ofrecer un trayecto seguro a la escuela. UNICEF considera a Abertis un valioso aliado, dado su compromiso con la seguridad vial y su programa de campañas adaptadas a las necesidades de los usuarios más vulnerables de la carretera.

Con el objetivo de ayudar a desarrollar respuestas a nivel nacional a este reto global, el programa se implantará primero en Filipinas y Jamaica que, como muchos países con ingresos medios y bajos, tiene en la siniestralidad vial de niños un problema de salud pública.